Yoga para Embarazadas

Yoga-embarazadasEl Yoga nos prepara para los cambios que vamos a tener que enfrentar a lo largo del embarazo.

Nos prepara para los cambios

Uno de los objetivos principales del Yoga para embarazadas, es que en estos meses tan especiales por medio de las técnicas de respiración, posturas y relajación, se logre un mejor desarrollo de la gestación y un parto más sano.

El Yoga nos prepara para los cambios que vamos a tener que enfrentar a lo largo del embarazo.

Hay cambios en el carácter, en la piel, en el cabello, en la digestión, en la circulación, trastornos digestivos, cambios en la columna, y el yoga nos ayudará a afrontar los cambios que vamos a ir padeciendo porque cada trimestre no es igual al otro.

En las clases de yoga compartimos también los miedos, los dolorcitos, las dudas e inquietudes. Vemos distintas maneras de introspección y el vínculo con el bebé. Nos interiorizamos de lo que va a pasar; aprendemos a conocer espacios internos, el cuerpo, el cuerpito que nos habita; nos enseña también que podemos hacer para superar los cambios o a veces lo que debemos evitar.

“Yoga es como armonizarnos totalmente”

A través de los ejercicios aprendemos a masajear nuestros órganos, corregimos las posturas, aprendemos a respirar correctamente. Recordemos que la alimentación y la oxigenación del bebé van por la sangre de la mamá y eso es fundamental para su óptimo desarrollo.

El yoga ayuda a relajarnos para obtener un mejor descanso

Esta disciplina tan amplia y completa nos va enseñando a conocernos más, haciendo una correcta respiración y yendo hacia adentro, pensando en algo lindo y agradable, como las cualidades que quiero para mi bebé, me va abriendo poco a poco el vínculo con mi chiquito.

Nos enseña también a tener otra conciencia de nuestro cuerpo, lleva la atención hacia adentro, nos ayuda a imaginarnos el mundo de nuestro bebito, escucharnos la respiración, las articulaciones, el movimiento del bebé, nos indica como llevar las antenitas hacia adentro pero siempre estar con el stand by y saber que pasa afuera.

El yoga nos enseña a dormir

Debemos prestar atención todas las noches como nos vamos a dormir: hacer una respiración profunda, cuidar las caderas con el correcto uso de los almohadones, y tratar de aflojarnos.

Y por las mañanas nos recomienda hacer un desperezo, que es la forma de armonizarnos, ayuda a la circulación, no solo la sanguínea la linfática también, las articulaciones la columna. Lo que se trabaja en Yoga es la conciencia del interior.

¿Desde que momento del embarazo se puede iniciar con Yoga?

Antiguamente se iniciaba en el segundo trimestre, pero ya hace unos años que desde la primer falta de menstruación, porque se tiene consideración como esta la mamá, si hay problemas en la columna si la mamá es hipertensa si tiene reflujo, como esta la placenta porque según cómo ésta esté es el cuidado que debemos tener con las chicas. Y si estuvo con quietud puede venir para la parte de concentración claro si el medico lo autoriza.

Dormir con la ayuda de almohadones

  • Si todavía podemos dormir boca arriba: el almohadón va debajo de las rodillas, lo que nos hace pegar la cintura al colchón permitiéndonos un mejor descanso.
  • Si dormimos de costado debemos poner un almohadón al costado de la pierna que nos queda debajo y apoyando sobre él de forma flexionada la pierna de arriba.
  • No pongo el almohadón entre medio de mis piernas porque de esa manera estaría recargando de peso la de abajo, provocando así una mala circulación sanguínea.

 

“El Yoga nos ayuda a prepararnos para los cambios, a conocernos, a conocer nuestro cuerpo y el cuerpito que nos habita, a relajarnos para lograr mejor parto”

 
Prof. Ana Motta
Instructora de Yoga

Revistas Online

Banner